Sigue todos nuestros consejos
en nuestra FanPage de Facebook
REMEDIOS CASEROS, SALUD Y PSICOLOGÍA

viernes, 29 de agosto de 2014

CÓMO GANAR EN UNA DISCUSIÓN





¿Quieres ser un gran orador, no perder la compostura y ganar una discusión? No siempre es fácil saber comportarse en una riña, pero si te enfadas y no quieres que los demás se salga con la suya, hazlo con cabeza y estate atento a lo que debes hacer para ser el rey de la palabra. Así conseguirás lo que deseas.

ira-discusión
Enfado por discusión


Conoce lo que hablas

Hablar por hablar no tiene fundamento alguno, debes conocer la temática para poder defenderte ante cualquier réplica. Expláyate y siéntete cómodo y, sobre todo, argumenta bien lo que dices. Si consideras que no estás preparado, admite el error antes de cometerlo, porque pronto puede volverse todo en tu contra... ¡y a ver cómo sales de ese embrollo! ¡Qué no te pillen!

Analiza al "rival"

Cuando se mantiene una discusión, la otra persona manifiesta una serie de signos o señales que denotan cómo se siente o qué opina al respecto. Alegría, enfado, ira, duda... Debes analizarlo para saber por dónde puede salir y cambiar el tono de tu voz o el trato cuando sea necesario. Mantener la compostura es muy importante porque apaciguará la tensión.

Controla tus emociones

Templanza. Al igual que la otra persona expresa sus emociones, tú haces lo mismo. Por ese motivo, debes tratar de controlarlo. No humilles al contrincante si le vas ganando ni le grites si vas perdiendo, o no llegáis a un acuerdo. Todo esto solo propiciará un efecto cadena con consecuencias devastadoras para ambas partes.

Aparenta

Si no tienes una mentalidad abierta respecto a lo que se está debatiendo, al menos haz que lo parezca. Si la otra persona ve que al menos haces un esfuerzo por comprender su postura, se mostrará menos agresiva y más receptiva ante tus palabras. Por tanto, suavizar la conversación no te ayuda solo a ganar, sino también a no perder.

Respeta al contrincante

Hay que saber perder, pero también saber ganar. Todas las opiniones son respetables, por ello, y ante todo, un buen orador debe respetar al contrincante ni mucho menos llevar las discusiones al terreno personal. De modo que cuando se haya zanjado la conversación, no eches más leña al fuego sacando trapos sucios un tiempo después.


Por tanto, las claves del éxito se resumen en calma, conocimiento y respeto. Cada punto es clave y se debe buscar un equilibrio entre todos. Leerlo es fácil, pero quizá cuando te veas inmerso en la situación te cueste más llevarlo a cabo, por ese mismo motivo te recomendamos dos gestos sencillos: uno, antes de actuar piensa bien lo que vas a hacer o decir; y dos, reflexiona también sobre lo sucedido cuando hayan pasado unas horas y todo esté calmado, tanto si ha sido para bien como para mal.

COPYRIGHT © RUBÉN S. 
Foto Por Cortesía: Clipart


Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Grupo LMPublicidad