Sigue todos nuestros consejos
en nuestra FanPage de Facebook
REMEDIOS CASEROS, SALUD Y PSICOLOGÍA

viernes, 29 de septiembre de 2017

¿POR QUÉ DECIMOS MENTIRAS?

La mentira es algo que rodea al ser humano durante toda su vida, al día interactuamos a través de unas 200 mentiras, ya sea que las escuchemos, las leamos, las escuchemos pero en su mayoría las decimos.  Al día estamos despiertos unas 16 horas, más o menos.  Esto es casi quince mentiras la hora, unas cuatro por minuto.  

El engaño, la mentira y demás es algo que no es exclusivo de los seres humanos, en realidad, el reino animal posee una gran variedad de herramientas para mentir y engañar, ya sea parecer más grandes para intimidar al adversario, parecer más sanos para conseguir pareja o simplemente parecer algo diferente a lo que se es.  Pero la mentira humana tiene orígenes diferentes
La mentira es un mecanismo muy arraigado en nosotros
La mentira es un mecanismo muy arraigado en nosotros




¿Por qué mentimos? 


Mentimos por conveniencia, diplomacia, par obtener ventajas, muchas veces sociales, y muchas veces por evitar ser castigados.  Mentir es algo que está muy dentro de nuestra naturaleza, es una estructura de supervivencia que permite obtener más chances reproductivas y permanecer con vida más tiempo
Decir mentiras es un mecanismo de supervivencia que se manifiesta desde edades cortas
Decir mentiras es un mecanismo de supervivencia que se manifiesta desde edades cortas

Estudios han comprobado que al mentir podemos conseguir pareja o trabajo de manera más fácil, y que es completamente imposible ser totalmente sincero, incluso nosotros somos incapaces de pillarnos a nosotros mismos mintiendo.  

La persona a la que le mentimos más


Te va a sorprender, o tal vez no, pero la persona a la que más le mientes te ve de cara en el espejo cada mañana.  Las mentiras, cuando surgen de la nada, nos ponen en tensión, el cuerpo sufre de estrés y nos podemos delatar.  Para evitar esto, el cerebro ha creado un mecanismo muy interesante, se miente a sí mismo. 
La primera persona a la que le mentimos es a nosotros mismos
La primera persona a la que le mentimos es a nosotros mismos

Si te cuentas, y te crees, tu propia mentira, cuando la digas no tendrás ninguna reacción adversa, al contrario, inconscientemente la manejas como si fuera una verdad completa y tu cuerpo se relaja y no sufre de los efectos secundarios de mentir.  Comenta y comparte. 




Si te ha gustado este artículo sobre psicología y superación personal te invitamos a visitar nuestra página: Salud, Remedios Caseros, Psicología y Armonizar... Te esperamos.

             Google +    Twitter    Facebook
             PSICOLOGÍA INFANTIL  CONSEJOS  SUPERACIÓN  GRUPO LM
COPYRIGHT ©  Alex Borges
Foto Por Cortesía: cuidatusaludemocional.com


Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Grupo LMPublicidad