Sigue todos nuestros consejos
en nuestra FanPage de Facebook
REMEDIOS CASEROS, SALUD Y PSICOLOGÍA

miércoles, 11 de octubre de 2017

EL SILENCIO COMO AGENTE SANADOR

Cuando alguien tiene problemas, o pasa por una situación emocionalmente difícil, es común que las personas que lo rodean quieran instarlo a hablar, al dialogo sobre el tema, a romper el silencio y expresar sus emociones.  Vemos al silencio, entonces, como un símbolo de supresión, de auto represión, y de negación.  

El silencio es incómodo, el silencio es negativo, lo vemos en las campañas contra la violencia doméstica, “rompe el silencio” dicen las consignas.  El silencio es un mal signo, un presagio oscuro, y muchos lo repelemos cuando se trata de problemas emocionales.   Sin embargo, esto es un paradigma que debe romperse, el silencio, después de todo, no viene del todo mal. 


El silencio es visto como algo negativo, aunque eso no es del todo cierto
El silencio es visto como algo negativo, aunque eso no es del todo cierto


Silencio sanador


El silencio puede sanar, en realidad, un silencio en el que la persona pueda encontrarse con sí misma, o tener un genuino monólogo interno, dejando de lado los ruidos de afuera, y dejando atrás sus propias inquietudes y paradigmas, puede ayudar a sanar heridas muy rápidamente.  
El silencio puede fomentar el diálogo interno
El silencio puede fomentar el diálogo interno

Este silencio no solo debe estar libre de los ruidos físicos, audibles por nuestros oídos, sino de todo ruido interno, redes sociales y de cualquier otro tipo de situación que nos aleje de un monologo interior.   Dedicar treinta minutos a leer un buen libro, pasear a solar o escuchar un poco de música, pueden hacer maravillas por la salud emocional.  


Cuando el silencio no es bueno


El silencio, como he dicho antes, también puede ser negativo, el silencio que reprime emociones, o deja encerrados a los sentimientos más profundos, el silencio que niega que algo ande mal es, por sobre todas las cosas, perjudicial en todos los niveles y aspectos.  
El silencio como represor de las emociones es, en desmedida, algo negativo
El silencio como represor de las emociones es, en desmedida, algo negativo


Es importante saber diferenciar un silencio sanador de un silencio destructivo.  Cuando la persona usa este silencio para enquistar sus propias emociones, o cuando lo utilice para negarse a sí y a los demás que algo no está del todo bien, es momento de romper ese silencio, pues está haciendo más mal que bien.  Comenta y comparte.  


Si te ha gustado este artículo sobre psicología y superación personal te invitamos a visitar nuestra página: Salud, Remedios Caseros, Psicología y Armonizar... Te esperamos.

             Google +    Twitter    Facebook
             PSICOLOGÍA INFANTIL  CONSEJOS  SUPERACIÓN  GRUPO LM
COPYRIGHT ©  Alex Borges
Foto Por Cortesía: cuidatusaludemocional.com


Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Grupo LMPublicidad